LA RESPONSABILIDAD POR ACCIDENTES DE COCHE EN NY

Posted by on Apr 16, 2013 in Blog | 0 comments

LA RESPONSABILIDAD POR ACCIDENTES DE COCHE EN NY

Las demandas por accidentes de coche son probablemente el tipo más común de las acciones de responsabilidad civil presentadas actualmente. Es importante senalar que no todos los accidentes de coche acaban en juicio. Cuando se considera presentar una demanda, hay que demostrar que se ha sufrido lesiones corporales graves e indicar una persona y/o una entidad responsable, ya que los accidentes automovilísticos son una clase de casos que se derivan, en su mayor parte, de los principios de la responsabilidad civil por negligencia. La negligencia se define generalmente como la falta de atención y cuidado e incumplimiento de las normas estándares del comportamiento.

La mayoría de los accidentes de coche es causada por la negligencia de un conductor, lo que incluye tales comportamientos como: violación de las normas de tráfico, conducción mientras intoxicado, exceso de velocidad, etc. Otro grupo de los actos riesgosos que provocan accidentes, y por los cuales se puede demandar a la parte culpable, son relacionados con las distracciones del automovilista o de su falta de mantenimiento técnico de coche.

Sin embargo, hay casos especiales, en los cuales la responsabilidad es externa y ningún conductor directamente involucrado en el evento no es culpable por el accidente. Esto ocurre en caso de los demandas por “productos defectuosos”. En el contexto de automóviles, estos casos implican un defecto o una falla mecánica en vehículo que causaron el accidente y, en consecuencia, las lesiones resultantes. Además, a menudo un defecto de fabricación o diseno no provoca el accidente en sí, pero agrava las lesiones sufridas en el accidente, hace que sean peores. Si iniciamos la demanda por producto defectuoso, la presentamos en contra el fabricante, disenador, comerciante del coche o de una de sus partes.

Otra clase especial de accidentes automovilísticos causados por factores externos al conductor son los casos en los cuales el incidente ocurrió por defectos del superficie de carretera, como: baches, deshechos, pavimento desigual, graves sueltos o rocas. También conllevan riesgo: la iluminación insuficiente y falta de líneas o senalización vial, etc. De acuerdo con un estudio realizado por Pacific Institute for Research and Evaluation (PIRE), más del 50% de muertes en las carreteras en los EE.UU. se deben a las condiciones inadecuadas de nuestras carreteras. El informe mostró que pobre mantenimiento de las carreteras y faltas de infraestructura habían causado un 38% de todas las lesiones por accidentes de coche. Si sufrimos accidentes en carreteras en mal estado, podemos demandar a la parte responsable por el mantenimiento: gobiernos locales, empresas privadas, estado, etc.

Por supuesto, la responsabilidad por el accidente no necesariamente tiene que surgir de la negligencia, fallo o error de solo una parte. Con frecuencia, la responsabilidad de un accidente de automóvil recae en varios partes, por ejemplo, en el fabricante de una parte mecánica que nos falló, y en otro conductor con el que tuvimos el choque. De hecho, puede haber varios factores que causaron o contribuyeron a un accidente automovilístico. Hay situaciones en las que el mismo demandante tiene un porcentaje de culpa y hay que repartir la responsabilidad entre los involucrados y ajustar la indemnización por danos de acuerdo con el grado de la negligencia comparativa.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>